LA CRISIS ACTUAL Y NUESTRA SITUACIÓN POLÍTICA

LA CRISIS ACTUAL Y NUESTRA SITUACIÓN POLÍTICA
Por: Domingo Alberto Rangel
Miembro de la Dirección Política

El gobierno de Venezuela y el PSUV, su engendro político más importante parecen convencidos, en este momento, de la necesidad de un viraje táctico. No están claras las decisiones que se hayan tomado ya o estén próximas a tomarse. Pero están claras las circunstancias que, en la actualidad, inducirían al viraje táctico – hacia la derecha como casi sobra decirlo. En el plano internacional, donde se engendran en última instancia, las peripecias que presionan en una u otra dirección, hay un proceso frente al cual no puede ser indiferente o desdeñoso ningún gobierno. Es la crisis económica que viene incubándose desde el 2007 y no cesa de cobrar fuerza a medida que el tiempo trae nuevos episodios al escenario de la vida política. Ya nadie puede hacerse ilusiones respecto de esta crisis. En los últimos dieciocho meses no ha dejado de agravarse la situación económica en los grandes centros del mundo capitalista. Hubo un momento, allá por los comienzos del 2008, que hasta lícito creer que estábamos frente a una crisis leve y corta. Los procesos del 2008, en la medida en que el año iba envejeciendo, no hicieron otra cosa que desmentir a los optimistas y sorprender a los confiados. Hoy no hay nadie en el mundo que albergue una esperanza sobre la levedad o la brevedad de la crisis.

Chávez pierde con la crisis su condición de Rey Mago que llevaba mirra, incienso y oro a varios gobiernos de América Latina. Evo, Daniel y Rafael, sus protegidos, dejan de recibir las oportunas asignaciones que dentro de un sistema de becas había establecido el Presidente de Venezuela. Estas circunstancias inducen a un viraje hacia la derecha o pueden hacer inevitable y hasta perentorio ese viraje. Frente a una Venezuela golpeada por la crisis, con el petróleo bajando la cuesta de los precios, gobiernos como el de Estados Unidos encuentran más y mejores oportunidades para presionar a nuestro país. Chávez con el petróleo a treinta o cuarenta dólares es más susceptible a las presiones más reaccionarias que con un petróleo que desborde los cien dólares como era la realidad hasta hace menos de seis meses. No es difícil imaginar lo que va a acontecer o está aconteciendo ya en el seno del gobierno en cuanto a la vivacidad de las presiones que allí se aplican.

Hay en el gobierno, desde los inicios de su gestión, un ala fascistoide, constituido por los militares que acompañaron a Chávez en la aventura golpista del 4 de febrero de 1992. Aquí no se ha hecho un análisis lúcido y profundo sobre la ideología, los factores políticos y los antecedentes de los oficiales del ejército que en aquella fecha resurgieron contra el gobierno. Algunos de ellos eran lectores del “Mein Kampf” [1], otros tenían por ídolo a Perón, muy pocos compartían una ideología de izquierda. Salvo Chávez y Arias Cárdenas, exponentes de una posición de izquierda moderada, los demás buscaban un “führer”[2] para salvar a Venezuela como los alemanes habían salvado, a su juicio, a Alemania en 1933. Circunstancias fugaces hicieron que esos militares se mimetizaran después del fallido golpe del 92, llegando a simular un izquierdismo postizo. La crisis de ahora, con la caída del ingreso petrolero, lo está haciendo retornar a sus viejas posiciones reaccionarias y entonces es natural que presionen a Chávez para usar el boleto de retorno a las posiciones de derecha.

Contribuyen o han contribuido ya a facilitar el viraje hacia la derecha, el comportamiento y el estilo de ciertos grupos que venían adhiriendo al oficialismo. Es el caso del colectivo “La Piedrita”. No vamos a llamarlos aventureros ni a descargar sobre ellos la ironía o el desparpajo, que serían canallescos en tales circunstancias, pero como Chacumbele, estos grupos se mataron a sí mismos. El estilo un poco gansteril, el carácter de mantenidos del poder y paremos, le fue creando una atmósfera de hostilidad y hasta de cólera en muchos medios populares contra “La Piedrita” y otros grupos similares. Aunque estos grupos no son y no pueden aparecer como izquierda, algunas características del proceso vivido en Venezuela durante los últimos diez años les llegaron a conferir fama de radicales o de revolucionarios. Nos guste o no, el grupo “La Piedrita” era visto en algunos medios populares y en amplios círculos de opinión como unos bolcheviques incrustados en el oficialismo. Nos guste o no, ahora que el gobierno ha golpeado a estos grupos, en la calle se cree que ello afecta a todo el proceso político. Las presiones de la embajada americana y de los círculos reaccionarios del país se acentuarán sobre el gobierno. El ala derecha del chavismo, intensificará, ella también sus presiones insistentes. Diosdado Cabello, Aristóbulo Istúriz y demás magnates del oficialismo pasarán a la acción más enérgica. Se abren nuevas perspectivas políticas. Para muchos militantes del PSUV resultará difícil o imposible seguir militando allí o acentuarán sus presiones contra la derecha oficialista, como único medio de defensa que les queda para salvar su pellejo. Si tenemos claras estas cosas y formulamos una política que tenga efecto al interior del gobierno y de las fuerzas que lo rodean, podría cambiar toda la situación.

Notas:
[1] Mi Lucha(en alemán Mein Kampf es un libro escrito por Adolf Hitler.MEIN KAMPF
[2] Führer es una palabra alemana que significa “líder”.

Anuncios

Acerca de vozinsurgente

Comunismo, Organización, Lucha de Clases, Marxismo, Dialéctica, Militancia, Humanidad, Ecología, Antipatriarcado,

Publicado el 13 febrero, 2009 en General. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: