LA CORRUPCION MECANISMO DE ACUMULACION DE CAPITAL 

Un buen escribe un articulo titulado “POLITICA Y CANCER” cuyo primer párrafo copiamos: “ El virus de la corrupción, desnaturaliza y desvirtúa  el carácter de toda gestión administrativa, se expande  poco a poco por todo el sistema, invadiéndolo totalmente, carcome todos sus mecanismos para lo cual fueron  creados, haciéndola totalmente ineficiente y paralítica, volviéndose  contra si misma, es un proceso inclemente, anárquico, sin contenido moral e ideológico, no respeta ninguna ley y se multiplica de manera incontrolada y no cesa hasta no acabar con las instituciones donde parasita, es de naturaleza cruel e insaciable y solo para, cuando ya no queda nada  que la alimente. Es un fenómeno similar al cáncer que se produce por un crecimiento anormal y exagerado de células embrionarias inmaduras que se vuelven malignas y atacan el propio organismo, destruyendo sus mecanismos de defensa, hasta invadirlo totalmente, paralizándolo hasta matarlo…”

Amigo nos parece que tu diagnostico es equivocado.  La corrupción no es un cáncer. Históricamente por  lo menos en Venezuela (y si se quiere en el mundo de la propiedad privada desde hace más de 4.000 años), ha sido la principal- no la única- forma de acumulación de capital. En ese sentido no es un cáncer sino el mecanismo preferido que le da vitalidad a capitalismo dondequiera este echa sus raíces.

La corrupción fortalece al capital, porque precisamente estimula, como ninguna, la más económica forma de acumulación de este. La corrupción es el mecanismo perfecto mediante el cual los capitalistas se apropian de masas crecientes de plusvalía creada por trabajadores de todas las ramas, que el Estado se apropia vía impuestos, pago de servicios, endeudamiento y que este a través de la burocracia de turno – que es su cómplice y representante- son trasladadas al capital privado,  prácticamente sin necesidad de invertir un bolívar de capital. La corrupción es si se quiere la inversión de capital con los más bajos “costos de producción” y con los mayores rendimientos en cuanto a ganancia se refiere.

En  Venezuela desde la llegada del petróleo y el capital internacional el reparto de la renta petrolera, vía presupuesto  estadal  – llámese subsidios, exoneraciones, créditos no pagados, o simple y llanamente robo y malversación-, la corrupción ha sido el mecanismo idóneo mediante el cual la burguesía nacional y parte de la internacional – vía sobreprecios, endeudamiento, fraudes y estafas financieras, control de cambio, etc.- han logrado acumular una masa de capital,  que hoy solo en el exterior están acumulados más 200.000 MM de$, según cifras conservadoras, y sin incluir claro esta el capital que ha salido del país vía fuga de capital, traslado d ganancia, pago de deuda, importaciones etc.

El carácter reaccionario, parasitario y contrarrevolucionario que ha jugado la burguesía nacional y su hija putativa y preferida la pequeña burguesía urbana, viene dado, precisamente por que ellas han crecido, amamantadas y desarrolladas a la sombra y teta del  Estado capitalista venezolano, del cual son sus artífices y constructores

A través de esa inmensa masa de plusvalía que se llama presupuesto nacional  controlada por dicho Estado  es precisamente  como la burguesía se apropia  y reparte – de acuerdo a los intereses de los sectores hegemónicos que en un determinado momento histórico controlan el aparato de Estado-, el llamado excedente económico o simplemente la masa de acumulación de capital que deja en el país la explotación petrolera. Aquí en Venezuela esos factores de poder desde mediados del  siglo pasado son principalmente dos: Las compañías petroleras y la banca.

Por ello es que estos dos sectores sociales son solo “ revolucionarios” cuando nacen ( Ejm. burguesía y un sector de la PB como la intelectualidad de AD y el PCV en la época de López Contreras y Medina) o se vuelven reaccionarios cuando acceden al poder o medran a su alrededor como sucedió y sucede con AD y el PCV o sus hijos y nietos que hoy los vemos siendo los convidados de palo y cómplices mercenarios en el actual gobierno militar, al lado precisamente del producto político pequeño burgués mas nítido del Estado  capitalista,  como es su ejercito permanente o partido militar.

La pequeña burguesía es revolucionaria solo cuando el movimiento proletario y popular amenaza las bases del sistema y por lo tanto como buenos camaleones abandonan transitoriamente  a sus amos burgueses, se disfrazan de “ demócratas, socialistas y hasta de marxistas” ,  según el momento histórico, para cumplir su papel de quinta  columna entre los obreros o ante el inminente triunfo de un movimiento popular, donde esta capa social, trata y a menudo lo logra,  secuestrar la victoria popular, para pactar con su amo a nombre del pueblo, claro esta cobrando por el “sacrificio por la patria” que  significa semejante labor.

Es cierto la corrupción lo invade todo, es un país de 28 millones de habitantes que viven de la plusvalía creada por unos 100 mil trabajadores petroleros. Todos quieren, sin trabajar su parte de la renta, desde el burgués y el político que controlan la renta a través del gobierno, hasta el último empleado publico que aspira a vivir sin trabajar. Pero la corrupción tiene un límite, puede vivir y crecer mientras exista renta petrolera. Pero cuando esta se va agotando, o como hoy cuando la mayor parte de esa renta esta comprometida y apropiada por el capital internacional- vía deuda externa, factura petrolera como garantía de deuda, compra de petróleo en el exterior o deuda de PDVSA, entre otras- entonces la corrupción es acompañada con la represión y el deterioro de las condiciones de vida de la población, como mecanismo para exprimirle hasta la ultima gota de plusvalía al trabajador, que como siempre termina pagando los efectos de la corrupción y la crisis.

Precisamente matar  a ese viejo Estado benefactor, dadivoso y colocar toda la economía y recursos del país, incluyendo la renta petrolera a disposición del capital internacional, vía empresas mixtas, creciente deuda publica, dependencia alimentaria y de todo tipo; y sustituirlo por un Estado emergente militar-policiaco, que someta a los trabajadores a extremos de pobreza y explotación como jamás se han visto en el país, que criminalice la protesta y enjuicie al que disienta o se oponga  esta descarada entrega del país, que concentre en el poder ejecutivo y en el caudillo de turno todo el poder del Estado,  este es precisamente el papel histórico de Chávez y el partido militar en la actual etapa del capitalismo mundial

En fin querido amigo, creo que hay una pequeña confusión en tu diagnostico,  la burguesía y su  corrupción no padecen de cáncer, sino por el contrario ella – la corrupción- es el “elixir de la vida”, el sueño de todo burgués y pequeño burgués frustrado y ambicioso que sueñan toda la vida con hacer realidad su grito de guerra favorito: ¡NO ME DEN, PONGANME DONDE HAIGA ¡


Anuncios

Acerca de vozinsurgente

Comunismo, Organización, Lucha de Clases, Marxismo, Dialéctica, Militancia, Humanidad, Ecología, Antipatriarcado,

Publicado el 10 mayo, 2010 en Politica y Comunismo. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: