DERROTEMOS LAS AGRESIONES PATRONALES Y GUBERNAMENTALES CONTRA LOS TRABAJADORES DE MMC AUTOMOTRIZ Y EL RESTO DE TRABAJADORES DE VENEZUELA Y EL MUNDO

Las agresiones de la transnacional nipona MMC automotriz y del gobierno nacional, a través principalmente del Ministerio del Poder Popular Para el Trabajo y la Seguridad Social (MINPPTRASS), Policía del estado Anzoátegui, contra los trabajadores de esa empresa continúan, esta alianza patronal – gubernamental, no cesa en su ofensiva con un objetivo claro y evidente destruir a la combativa y clasista organización sindical SINGETRAM e infringir una contundente y estratégica derrota material y moral a los trabajadores de MMC Automotriz y a la clase obrera venezolana en general. Esto no es más que la continuación de la política de guerra declarada por el gobierno nacional en Guayana en marzo del 2007 contra los trabajadores venezolanos tendiente al sometimiento y control del movimiento de la clase obrera, único enemigo histórico del capitalismo y su Estado.

La vuelta de María Cristina Iglesias al Min Trabajo se inscribe dentro de esa política desatada de represión, violencia, cercenamiento de las libertades laborales, criminalización de la protesta y el enjuiciamiento de líderes sindicales, campesinos, indígenas y populares cuya consecuencia ha sido la total impunidad contra los agresores de los trabajadores, estimulando de hecho el sicariato en las filas obreras.

Las agresiones de la burguesía y su Estado desde esa fecha se ha caracterizado por

* El despido de directivos sindicales, delegados de prevención y centenas de activistas trabajadores de base sin cargos de representación,

*declarar con lugar las calificaciones de despido introducidas por la empresa, aprobando medidas cautelares de separación de puestos de trabajo sin inspección previa, sustanciando expedientes mediante procedimientos viciados y fuera de toda legalidad,

* Se han desestimado sistemáticamente las denuncias de los trabajadores en materia de violación de derechos laborales, de seguridad y condiciones de trabajo,

*Se han declarando ilegales las justas huelgas de los trabajadores, emitiendo sistematicamente fallos a favor de las empresas

* Se retrasan las discusiones de la contratación colectiva

Todo esto lo han vivido no solo los trabajadores de MMC Automotriz, sino sectores crecientes de la clase trabajadora en todo el país.

Más de 2400 trabajadores, campesinos, indígenas y luchadores sociales criminalizados por ejercer sus derechos laborales y libertades consagradas en la constitución hablan por sí solo de esta ofensiva contra los trabajadores, jamás vista en la historia del país. Nunca, ni en las dictaduras militares se habían sometido a juicio en un mismo momento a un número de trabajadores que cada semana o quincena tienen que acudir cuan delincuente a presentarse ante los tribunales de la burguesía y su Estado luchador

Las agresiones contra la clase obrera no se queda solo en la criminalización de la protesta y el enjuiciamiento de líderes y trabajadores, sino que ahora el sicariato se ha establecido como una política de la burguesía y patronos contra los trabajadores. Los asesinatos  de dos trabajadores (uno de MMC Automotriz y otro de la autopartista Macusa), durante una toma de la fábrica en la que estos participaban han continuado con el asesinato de otros líderes sindicales en Bolívar (construcción), Aragua (MANPA), Carabobo (SIDETUR).

Esta política selectiva de asesinatos y crímenes han quedado en la total impunidad. Los policías asesinos de Anzoátegui fueron puestos en libertad y ni uno solo de los homicidas del resto de los trabajadores asesinado ha sido detenido y ni siquiera investigado.

La política oficial contra estas agresiones a los trabajadores ha encontrado en el seno del gobierno y la burguesía a ideólogos y teóricos, verdaderos mercenarios al servicio del Capital. Así vemos como la dirección del PSUV Anzoátegui, los miembros del buró político nacional del PSUV, el ex dirigente “obrero” Ángel Rodríguez, los medios de comunicación de la oposición y los oficiales, los “dirigentes” de la Fuerza Socialista Bolivariana de Trabajadores como Oswaldo Vera, Aristóbulo Istúriz, Carlos Itriago y Franklin Rondón; olvidando convenientemente su pasado, hoy acusan a los trabajadores de violentos y criminales, de saboteadores y de ir en contra del interés nacional, en un intento de criminalizar las justas protestas de los obreros y justificar contra ellos cualquier represión incluyendo el sicariato. Total si los trabajadores que luchan por sus derechos, son declarados traidores a la patria y agentes del Imperialismo cualquiera pena está justificada.

Para nosotros en Insurgencia Comunista, no hay dudas, el gobierno Chávez ha firmado  múltiples acuerdos no solo con el gobierno y los capitalistas japoneses, sino con gobiernos extranjeros, empresas multinacionales y el propio F.M.I. endeudando hasta lo indecible a la nación, en una deuda que como ya lo están sintiendo los trabajadores la pagaran con congelación de salario, devaluaciones, inflación, desconocimientos de pasivos laborales, etc. En todos esos convenios y acuerdos con el capital internacional y gobiernos extranjeros ha quedado expresamente plasmada la prohibición de huelgas y paro en las empresas mixtas acordadas, so pena para el gobierno de pagar los daños y costos causado. Se trata simplemente de garantizarle al capital internacional el abaratamiento de la mano de obra nacional y la necesaria paz y seguridad que garantice la creciente tasa de ganancia y la repatriación regular del capital.

Por eso es que ante cada reclamo y exigencias de los trabajadores, el ministerio e inspectorias del trabajo y el propio gobierno enfila todas sus armas contra los compañeros del SINGETRAM, los delegados de prevención y los activistas trabajadores de base y en defensa del capital y la burguesía.

Frente a las acusaciones de violentos y criminales dirigidas contra los trabajadores del país, declaramos, que la protesta, la huelga, las condiciones de higiene, salud y seguridad, la contratación colectiva, las libertades democráticas  son derechos conquistados por la clase obrera venezolana que desde 1925 se ha enfrentado sistemáticamente a todos los gobiernos de turno y nunca, estos derechos han sido el regalo o don de gobierno alguno. Todo lo contrario es tarea y función de todos los gobiernos de la burguesía arrebatarle esos derechos y libertades. Los únicos criminales y agentes del capital han sido los gobiernos venezolanos desde la llegada de las compañías petroleras que en todo momento han terminado defendiendo a la burguesía y capital y si en un momento han reconocido los derechos y reivindicaciones de los trabajadores esto se ha debido a las luchas y presión de estos y no regalos o dadivas de los gobiernos.

Repudiamos los despidos de los directivos sindicales, delegados de prevención y trabajadores en general de la empresa MMC Automotriz, rechazamos los planes de la empresa de imponer ritmos de trabajo infernales, metas de producción exorbitantes en pésimas condiciones de trabajo, rebajas salariales y reducción masiva de personal, denunciamos la actitud cómplice del MINPPTRASS y demás organismos gubernamentales para favorecer a los patronos y rechazamos la política gubernamental de privilegiar al imperialismo japonés en detrimento de los trabajadores de MMC Automotriz.

De igual forma hacemos un llamado a las organizaciones obreras, políticas  y sociales, clasistas, combativas y luchadoras, que sinceramente están al lado de los trabajadores y dispuestas a luchar por sus derechos, reivindicaciones y liberación a unirnos en una gran campaña nacional e internacional por el cese de los despidos y el reintegro de los compañeros despedidos a sus puestos de trabajo, contra la criminalización de la protesta, contra el sicariato, por el enjuiciamiento de los asesinos a sueldos del capital, por el derecho a la huelga y la contratación colectiva, por una escala móvil de salario y el resto de derechos a la que justamente tienen los trabajadores. Ellos son los creadores de toda la riqueza material de la sociedad y tienen todo el derecho a una vida digna como le corresponde a quienes con su sudor y desgaste mantienen de hecho al resto de sociedad.

Por último, ofrecemos todo el apoyo, y nos comprometemos a poner todas nuestras al servicio de los trabajadores de MMC automotriz para llevar adelante las acciones conducentes a lograr el reintegro de los compañeros, y a derrotar la ofensiva patronal y gubernamental.

POR LA VICTORIA DE LOS TRABAJADORES DE MMC AUTOMOTRÍZ Y DE LOS TRABAJADORES DE VENEZUELA Y EL MUNDO.

CESE YA A TODOS LOS DESPIDOS.

REENGANCHE INMEDIATO DE LOS TRABAJADORES DESPEDIDOS.

FUERA MARÍA CRISTINA IGLESÍAS DEL MINISTERIO DEL TRABAJO.

DESTITUCIÓN DEL INSPECTOR DEL TRABAJO DE DE BARCELONA

LA NACIONALIZACIÓN DE LA EMPRESA SIN INDEMNIZACIÓN Y BAJO CONTROL OBRERO.

CONTRA EL SICARIATO DEL CAPITAL CONTRA LOS TRABAJADORES

CONTRA LA CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA

NO AL ENUICIAMIENTO DE LOS TRABAJADORES

INSURGENCIA COMUNISTA

Anuncios

Acerca de vozinsurgente

Comunismo, Organización, Lucha de Clases, Marxismo, Dialéctica, Militancia, Humanidad, Ecología, Antipatriarcado,

Publicado el 28 junio, 2010 en Politica y Comunismo. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: