MARCHA PATRIÓTICA POR LA SEGUNDA Y DEFINITIVA INDEPENDENCIA DE COLOMBIA

84FF.tmp

 

 

 

UN LLAMADO POR EL CATATUMBO

 

Las organizaciones sociales asentadas en la República Bolivariana de Venezuela, entendiendo que el destino de los pueblos de nuestra América depende de lazos de unidad y solidaridad, inspirados el espíritu bolivariano y en el legado del Comandante Hugo Chávez, nos declaramos solidarios con la justa lucha del pueblo colombiano. Manifestamos nuestro decidido apoyo a los reclamos por una vida digna del campesinado de la región del Catatumbo, del fronterizo departamento de Norte de Santander (Colombia). Y expresamos nuestra revolucionaria solidaridad con su justo reclamo. 

El Catatumbo históricamente ha sido objeto de la violencia paramilitar, es codiciado por multinacionales que pretenden la riqueza biodiversa de la región, la generación de proyectos de agroindustria, la riqueza minera y la implantación de bases militares para conspirar contra el proceso bolivariano. Sus pobladores han sido despojados de sus tierras, desplazados, ejecutados extrajudicialmente y judicializados sin fundamento. Configurando un nuevo modelo de represión judicial regional, modelo que criminaliza su posición política y la economía campesina. Sus organizaciones populares y líderes sociales han sido también amenazados y asesinados. El destino que los factores del poder económico, político y militar quieren para el Catatumbo es el de una despensa energética, promoviendo los monocultivos de palma aceitera en manos de paramilitares y la cacareada “locomotora minero-energética” del gobierno Santos.

Pacientemente el pueblo del Catatumbo ha construido propuestas para la paz, para solucionar la crisis social, económica y humanitaria en la región. Ha trabajado arduamente la construcción de un plan de desarrollo para la Zona de Reserva Campesina del Catatumbo y por su constitución legal, opción que ha sido negada en reiteradas ocasiones por el Estado, a pesar de estar contenida en el ordenamiento legal colombiano, por medio de la Ley 160 de 1994, con lo que se mantiene el veto ilegal, heredado del Gobierno de Uribe. Así mismo, Santos, lleva a cabo un plan de consolidación militar contrainsurgente bajo el sofisma del desarrollo rural, que va en contravía de la iniciativa de la Zona de Reserva Campesina del Catatumbo a recrudeciendo las violaciones a los derechos humanos y la victimización del campesinado por parte de la Fuerza de Tarea Vulcano en el Catatumbo.

 

Estas reivindicaciones están contenidas en el pliego dado a conocer desde el inicio de la protesta y son las mismas que desde hace años exige el pueblo del Catatumbo. Son los justos y legítimos reclamos respaldados por la movilización de más de 14.000 campesinos en esta zona.

 

 Esta legítima protesta, al no poder ser contenida por el gobierno, hacen uso de las armas proporcionadas por los Estados Unidos, Israel y los países de la OTAN como gases lacrimógenos y balas de goma, pasó al uso de granadas aturdidoras y explosivos hechizos, hasta llegar a los disparos de fusil por parte de las fuerzas policiales y militares del Estado colombiano. La represión de la protesta ha cobrado la vida de cuatro campesinos y ha dejado más de 30 heridos, hechos que enlutan al Movimiento Campesino y que desde Venezuela lamentamos, rechazamos y repudiamos.

 

La respuesta desproporcionada y violenta a estos reclamos demuestra que para el gobierno presidido por Juan Manuel Santos, los reclamos por soberanía alimentaria, participación política con garantías, respeto al territorio y a la vida, son un estorbo y justifican “ser silenciados” a cualquier costo con la complicidad de los grandes medios de comunicación. El señalamiento que se hace de los campesinos en protesta como “guerrilleros” y la forma en la que se han desplegado las fuerzas del Estado con incremento del pie de fuerza y el sobrevuelo de helicópteros llamando a la desmovilización (como si fueran guerrilleros), convierten al gobierno de Juan Manuel Santos en responsable de estas muertes y lo que pueda suceder contra la vida, salud y dignidad de los manifestantes. 

 Entendemos que los intereses de la derecha internacional en el Catatumbo, y en general en Colombia, que fomentan el despojo de tierras, la militarización del territorio de frontera, y prácticas que degradan el ambiente, son también intereses que afectan la construcción de la opción política revolucionaria del pueblo venezolano.

 

 

Saludamos la digna resistencia de esos compañeros y compañeras, que convencidos de que otro mundo es posible y necesario, se manifiestan para llamar la atención de una sociedad y un Estado indolente. Reconocemos la labor que han cumplido los colectivos de comunicación alternativa, así como de Telesur en la difusión de la real información de esta situación.

Llamamos a los movimientos sociales, organizaciones populares y políticas, a los revolucionarios en Venezuela a expresar su apoyo con los campesinos de la zona del Catatumbo.

 

Patria es Solidaridad

Partido Comunista Colombiano Residentes en Venezuela

Frente Nacional Comunal Simón Bolívar

Colectivo Voces Antiimperialistas

Colectivo de trabajadores en Revolución

Red Cultural

Frente Popular Darío Santillán – Corriente Nacional

Frente Popular Darío Santillán – Argentina

Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Mártires Klandestinos

Brigadas Comunicacionales

Iniciativa Cultural Colombia no Está Sola

 

¡Por la Patria Grande que Soñó Bolívar!

 

Anuncios

Publicado el 12 julio, 2013 en General. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: