V ENCUENTRO DE JOVENES DEL CAMPO Y LA CIUDAD EN DEFENSA DE LA SOBERANÍA AGROALIMENTARIA Y LA SEGURIDAD NACIONAL

 

La juventud ha participado de forma protagónica en la gesta  libertaria, en ella se involucraron los jóvenes afrodescendientes y los pueblos originarios, en la lucha contra la invasión armada y genocida  europea, nuestros campesinos, afrodescendientes e indígenas fueron sometidos a la más cruel dominación, luego en los tiempos republicanos se conforma un fenómeno productivo (improductivo en la práctica); el latifundio, este ha generado una exclusión progresiva del campesino, la juventud siempre ha expresado la rebeldía del pueblo ante esta injusta propiedad de la tierra. A lo largo de esta historia hemos estado en todas las luchas contra el imperialismo y en contra de los terratenientes y explotadores, conjuntamente con los héroes de la patria siempre luchamos por liberarnos. Los jóvenes hemos mantenido el legado de la lucha pero la transculturización nos ha llevado a olvidar el campo, la producción y algunos valores importantes para la construcción de la sociedad socialista y revolucionaria. En la actualidad, a 15 años de la llegada del comandante supremo Hugo Chávez, la juventud campesina ha logrado consolidar espacios y rescatar la producción. Sin embargo, es necesario afianzar la participación activa de todas las jóvenes y los jóvenes que siempre hemos estado bajo la garra explotadora del sistema capitalista y oligárquico.

Estamos seguros, que es el momento de construir de manera unificada los objetivos específicos para lograr la liberación plena de las campesinas y los campesinos del país, no debemos descartar todo lo que tenemos, pero es urgente transformar sistemas y patrones sociales y de poder, esta transformación es y debe ser un proceso consciente, disciplinado y con altísima lealtad a los lineamientos que nos dejo el Cmdt. Chávez en el Plan de la Patria 2013-2019, solo con conciencia y amplia formación critica podemos combatir la dependencia, el paternalismo y la improductividad.

En el marco de esta realidad social e histórica de las campesinas y los campesinos proponemos cinco ejes de trabajo para la construcción de esta nueva generación de patria productiva y revolucionaria, este planteamiento que es en realidad una propuesta para la discusión y construcción de una “Misión para Juventud Campesina” se estructura de la siguiente forma:

Lo Organizativo.

A nivel organizativo la propuesta es; promover la Territorialización de los encuentros de la juventud campesina, en los territorios y ejes comunales de manera tal que avancemos hacia la profundización del socialismo revolucionario en Venezuela, este proceso se pondrá en práctica a través de la Células Comunales Juveniles Campesinas, estas células son una organización de base, asamblearia, horizontal enmarcada en la democracia protagónica y participativa, no es una franquicia de ninguna organización política partidista, no suplanta los mecanismos políticos existentes, mantiene su verticalidad ideológica y lealtad de acción ante toda coyuntura, la misión histórica de la célula es lograr la unidad mas allá de los momentos puntuales, las células se agregan en una gran red que a su vez es la base del Movimiento Nacional de la Juventud Campesina, esta es una organización que vincula las experiencias y las practicas en lo comunal, los ejes de desarrollo, lo municipal, lo regional, lo nacional y lo internacional. También solicitamos la participación en el Congreso Nacional Campesino, porque son importantes las propuestas y los debates impulsados desde la juventud como presente y futuro de la patria.

Organizarnos sin conciencia defensiva es perdernos, por eso proponemos la activación de los Cuerpos de Combatientes Milicianos Campesinos en cada territorio comunal, estos cuerpos no solo deben estar destinados a la formación disciplinaria, deben tener como misión impulsar el rescate y apropiación colectiva de las tierras productivas, defender las áreas productivas que el estado ha otorgado a las y los campesinos, quienes son perseguidos y asesinados por los sicarios terratenientes y por la mafias criminales que manejan a su antojo la mayoría de las tierras que han robado al campesinado, defender y hacer contraloría social permanente a los insumos básicos de la producción de la tierra y garantizar la administración comunal de los mismos.

 Lo Productivo.

Tenemos una severa crisis alimentaria en el planeta, la vida sin alimentos no existe y sin campesinos no hay comida, en este mundo altamente contaminado se hace necesario rescatar los modos de producción campesinos sustentables, el cultivo escalonado, el multicultivo y la integración de pequeñas unidades productivas, son parte de esos modos de producción sustentable a rescatar, uno de los mecanismos a poner en práctica es la implementación de patios productivos en la ciudad y el campo, la producción agrícola y pecuaria desde las unidades familiares es una alternativa al sistema capitalista depredador y voraz de la vida en el planeta, la producción no puede estar sujeta a los mecanismos de mercado del capitalismo, eso sería trabajar para los intereses contrarios, es por ello que debemos crear sobre la marcha las redes de intercambio solidario de bienes de consumo, no solo se trata de producir comida sino también de generar capital, por eso debemos producir alimentos para la vida y para la venta solidaria, artesanías para el consumo y venta solidaria, entre otros, en estas redes las y los jóvenes deben integrarse considerando sus condiciones productivas y de formación académica, las y los estudiantes también crearan su red productiva ajustada a sus capacidades. 

En cuanto a la producción de alimentos es necesario tener en cuenta las relaciones de dependencia que ha creado el sistema capitalista con el manejo genético de las semillas, eso garantiza la contaminación de nuestras semillas autóctonas y la total dependencia de las marcas de semilla certificada, por esta razón el rescate de la  semillas autóctonas es una acción urgente, la bio-semilla y la bioagricultura fundamentada en el estudio técnico-científico y la mecanización bien planteada de la agroproducción es y debe ser una premisa de la nueva agricultura. No solo se trata de la lucha contra los transgénicos, es cuestión de generar alternativas validas como la producción de abonos orgánicos, agricultura organoponica e hidroponica, estas también forman parte de la diversificación productiva que necesitamos.

Crear un complejo o centro agro-ecológico para la juventud, para así rescatar y desarrollar las potencialidades agrícolas y pecuarias, para asegurar y sustentar la cultura agrícola, que cada joven productor que se forme en este centro se convierta en promotor del rescate de la agricultura. También incursionar en la piscicultura, con criaderos de peces, por ejemplo la Cachama, el Bagre entre otras especies.

Todos estos planes de desarrollo deben generar la Agenda para el Desarrollo Productivo de los Municipios, esta debe construirse mediante la discusión de las y los jóvenes campesinas y campesinos desde sus realidades sociales, históricas y productivas.

 

Lo Educativo.

Como el imperio nos domina cultural y militarmente atacando nuestros saberes, nosotros debemos lograr la ingeniería inversa del sistema, las y los campesino debemos ser formados en nuestros espacios concretos, en nuestras propias condiciones históricas, este encuentro debe transformarse en ¨La Escuela Itinerante de la Juventud Campesina¨, debemos vincularnos y articularnos para el rescate educativo desde lo productivo y crear la conciencia de siembra y cultivo en nuestra gente, entre las acciones que deben ser acometidas está la de generar programas prácticos-formativos para la productividad de la juventud, que los organismos del estado intercambien conocimiento con las y los campesinos, estos intercambios deben ser integrales, además deben contemplar el financiamiento de las ideas innovadoras juveniles para garantizar la puesta en práctica de los saberes y conocimientos adquiridos.

Crear una plataforma de talleristas populares campesinos para llevar la formación y la autoformación desde nuestros propios conceptos, como metodología planteamos la conformación de círculos de formación y lectura territorializados, foros para el intercambio de saberes y conocimientos, los foros deben generar a su vez encuentros municipales, estadales, nacionales e internacionales, es importante aprovechar las medios tecnológicos que existen y ponerlos al servicio de la formación integral de nuestro campesinado.La educación campesina comienza antes de que nos podamos dar cuenta, continúa al nacer y se forja en el día a día, en el quehacer diario y el convivir diario, es un proceso  altamente socializante e integrador amarrado a la naturaleza, es una educación social para la vida íntegra, por esto proponemos la creación del ¨Simoncito Campesino¨, no para sustraer a nuestros niños de esa hermosa realidad sino para prepararlos para enfrentar el sistema alienante que lo desidentifica, el simoncito campesino es y debe ser el pilar de la educación familiar campesina. La biblioteca campesina debe garantizar el acceso a la información liberadora, poseer materiales adaptados a diferentes niveles de formación y desarrollo del ser humano y muy especialmente debe contener los elementos para el reconocimiento histórico y geográfico del territorio.

Para lograr una educación campesina que no nos quite la identidad de lo que somos,  es necesario trabajar la educación de aula abierta (el campo, el espacio natural), esta permite dos pequeñas cosas; el contacto y reencuentro con la madre tierra y la comprensión del rol histórico y social del campesino desde sus espacios concretos y que privilegie la evaluación en terreno para dar respuesta definitiva a la deserción escolar en zonas de cultivo estacional o periódico, ¿por qué sumar refrescos en un aula si se pueden sumar granos de maíz en un cultivo?,  ¿para qué aburrir al muchacho con aritmética en una pizarra una y otra vez si podemos explicarles eso en un corral de chivos calculando edades, promedios de producción y demás?, eso es posible, factible y efectivo. También debemos promover como elemento fundamental el estudio del marco jurídico relativo a la propiedad de la tierra, parafraseando a Bolívar a nosotros los campesinos y nosotras las campesinas nos dominan porque desconocemos lo que nos libera, debemos ser estudiosos y difusores del marco legal que regula la tenencia de tierra en Venezuela y la obligatoriedad histórica de producir para la vida.

La Movilización.

La conformación geográfica de los territorios campesinos exige pensar seriamente en la posibilidad de movilizarnos en la lucha; la movilización no solo significa movernos de un punto a otro, movilización es mantener la actividad militante en todo espacio, con apresto operacional de las células ante diversas situaciones y contextos, un pueblo movilizado es un pueblo consiente, para lograrlo es clave poseer vehículos con características especificas para la zonas campesinas (carros doble tracción, vehículos de carga, motos, bicicletas y bestias), ciertamente estamos consientes de que la posesión de vehículos genera gastos en su adquisición y mantenimiento, pero articulando correctamente lo productivo los capitales no son problema, podemos ser completamente autosustentables. El transporte debe dar a la célula la posibilidad de una efectiva movilización operativa para garantizar la atención integral de las campesinas y los campesinos, desde una jornada de formación hasta la atención de una persona con problemas de salud, desde operativos alimentarios hasta operativos de salud integral, así es la práctica y movilización de Célula Comunal Juvenil Campesina.

También es necesario generar propuestas de articulación para movilizar la asistencia técnica asociada a la producción de la tierra en toda su amplitud, esto implica la efectiva comunicación con los organismos con competencia en la materia para llevar hasta donde nos sea posible físicamente los laboratorios móviles para estudio de suelos, movilizar al personal técnico que realice dichos estudios para que comparta saberes y conocimientos con las campesinas y los campesinos, movilizar insumos necesarios para garantizar la producción, distribución y consumo de alimentos y bienes producidos en el campo, en fin que cada actividad genere nuevas relaciones sociales y productivas, en todo este proceso la juventud campesina es el eje transversal, solo con su acción y reinserción en el sistema económico social podrá tener éxito esta propuesta.

Lo Comunicacional.

Partiendo del ideario del mayor comunicador de nuestra historia reciente, Cmdt. Hugo Rafael Chávez Frías, la juventud campesina plantea la creación, uso y aprovechamiento de diferentes medios informativos para logra masificar a escalas mundiales las luchas que están llevando a cabo cada uno de los territorio comunales, para esto es necesario que nosotras y nosotros mantengamos una comunicación constante de los avances en las tareas de cada Célula Comunal Juvenil Campesina en todas sus instancias, esta comunicación nos permite fortalecer las mismas y evaluar de manera concreta los objetivos alcanzados. Para lograr el objetivo comunicacional planteamos usar los siguientes medios de comunicación, difusión e información:

  • Rescatar el radio bemba como medio de comunicación masiva y popular.
  • Cadenas de mensajes de texto con información puntual sobre novedades, logros y actividades de las células.
  • Impresión y difusión de hojas volantes con carácter informativo, de movilización y convocatoria.
  • Activación inmediata de una página web del Movimiento Nacional de la Juventud Campesina.
  • Cada joven campesina y campesino debe asumir como tarea militante el uso responsable, critico y constructivo de las redes sociales existentes de acuerdo a sus condiciones y capacidades.
  • Creación de la Escuela de Teatro del Movimiento Nacional de la Juventud Campesina para dar a conocer nuestra vida, nuestra identidad, nuestras tradiciones y creencias ancestrales.
  • Apertura de programas radiales, aprovechamientos de los existentes, ocupación de espacios radiales en medios privados, efectivo uso de las radios comunitarias, capacitación técnica a las jóvenes campesinas  y los jóvenes campesinos en cuanto a producción y operación radial.
  • Creación de radios comunitarias campesinas en donde sea detectada debilidad en el tema comunicacional.
  • Articular un plan integral de producción, edición y montaje audiovisual. Nuestras jóvenes campesinas y jóvenes campesinos deben estar capacitados para producir, editar, analizar y desmontar información audiovisual.  Solo garantizando esta formación podemos lograr una efectiva comunicación y contracomunicacion popular que responda a nuestros intereses y a nuestras verdades, que libere desde la información y nos prevenga de la alienación masiva del sistema mediático capitalista.
  • Promover la realización de conferencias, foros e intercambios para la comunicación y difusión de experiencias y actividades del Movimiento Nacional de la Juventud Campesina.

¨SOBERANÍA, TIERRA Y FUSIL, EN DEFENSA DE LA PATRIA, HASTA MORIR¨

Anuncios

Acerca de vozinsurgente

Comunismo, Organización, Lucha de Clases, Marxismo, Dialéctica, Militancia, Humanidad, Ecología, Antipatriarcado,

Publicado el 22 mayo, 2014 en General. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: