LA UNIDAD REVOLUCIONARIA: TAREA URGENTE Y NECESARIA

Asamblea Popularimages

CWCoQsVWEAE8ax5 (1)

La coyuntura actual del movimiento social-político revolucionario atraviesa un momento de reflujo que se evidencia fácilmente en la atomización de esas mismas fuerzas, con poca capacidad para articular una agenda programática propia, diferenciada de las decisiones de los operadores del Estado y afincada en lo real-social, con el horizonte de profundizar la revolución venezolana desde unas coordenadas de fortalecimiento de la subjetividad popular, radicalmente democrática, anticapitalista, antimperialista y desplegando sus esfuerzos por la construcción del comunismo.

A lo que habría que tomar en cuenta que la derecha pro-capitalista y demás fuerzas conservadoras, nacionales e internacionales, se encuentran en una fuerte ofensiva para desmontar la experiencia de la revolución venezolana y los procesos similares que se desarrollan en el continente.

Insurgencia Comunista valora como un paso realmente importante la existencia y los esfuerzos por construir coaliciones de organizaciones sociales y políticas revolucionarias. Ello revela, en algún modo, la necesidad de resolver la atomización presente  de las fuerzas y pasiones revolucionarias.

Pero ese valioso esfuerzo, donde están comprometidas muchas organizaciones, aún no es suficiente. Hoy es necesario centrarnos en la articulación para el impulso y organización de la lucha popular revolucionaria.

Tal como lo señalamos en nuestro documento de estrategia “Somos Comunistas, Somos Insurgentes” creemos necesario:

Superar el sectarismo y la cultura grupuscular de la izquierda tradicional, es también una tarea inmediata del proceso de emancipación. La tarea histórica por hacer nos impulsa a colaborar en la recomposición de los sujetos políticos revolucionarios.   Parte del triunfo político del capitalismo es haber destruido lo comunitario como un componente cohesivo, unificador fundamental de la identidad cultural de nuestra América.

La emancipación, desde nuestra concepción, será producto de ese reencuentro con lo común, a través de la acción colectiva de las diversidades que asumen esas tareas. Es el logro de la autodeterminación del bloque social de los subalternizados. En ello no es posible los caudillajes o personas divinizadas portadoras de la antorcha prometéica ni de aparatos de partidos y menos aún de ningún Estado.

Más adelante en el mismo documento, en la sección “Por una táctica de frente amplio revolucionario” señalamos que:

Concebimos la necesidad de edificar un frente amplio revolucionario como una construcción social y política que depende de la voluntad liberada, de los anhelos, decisiones y que articula el conjunto de fuerzas comunistas, progresistas, socialistas, radical-democráticas, descolonizadoras, antisexistas, ecosocialistas, libertarias, feministas, revolucionarias, antipatriarcales, en resumen del bloque social que porta las sojuzgaciones.

Las fuerzas constituyentes revolucionarias se comprometen a la superación de los particularismos excluyentes, egoístas y sectarios, sin procura de ambiciones mezquinas de parcelas de poder,  en el afán de construir colectivamente la unidad que propicie prácticas y conciencia crítica para la liberación.

Proponemos a todas las organizaciones sociales y políticas revolucionarias, coaligadas o no en diferentes instancias de coordinación, centrarnos en la tarea de construir un solo frente de unidad de los revolucionarios  y  sus diversas expresiones y formas organizativas.

Entendemos que existen diversas lecturas de la realidad política nacional e internacional, así como posturas teóricas-políticas para abordarlas. Pero esa misma diversidad debemos asumirla como parte de la riqueza de lo que somos y como pueden ponerse en diálogo para avanzar en el proceso de radicalización en la revolución venezolana.

El camino no será fácil, todos los sabemos, pero es necesario andarlo. Nuestra propuesta es sencilla así como fundamental y urgentemente necesaria: La constitución de un solo frente de los revolucionarios, o al menos una instancia de coordinación de las diversas fuerzas y pasiones revolucionarias, a partir de unas premisas básicas que brinde direcciones claras y relativamente acordadas en el marco de las luchas actuales y por venir.

Proponemos premisas iniciales siguientes: a) radicalización de la revolución venezolana, con un fuerte acento popular, ratificando su carácter anticapitalista y  antiimperialista. b) La constitución de un gobierno de consejos populares que permita crear una dirección colectiva y elaboración programática del proceso de radicalización revolucionaria; establecer las bases del control social y autogestionario general. d) Impulso, fortalecimiento y expansión del poder popular como poder contrahegemónico y emancipador  y e)  Lucha abierta contra el bloque de poder contrarevolucioanrio como operadores locales del capital internacional y los planes imperiales de intervención en el país.

 LA UNIDAD REVOLUCIONARIA: TAREA URGENTE Y NECESARIA

LA DERECHA ES INFLAMABLE: ECHEMOSLE CANDELA

Insurgencia Comunista

Secretariado Político

Diciembre 2015

https://vozinsurgente.wordpress.com/

insurgenciacomunista@gmail.com

Anuncios

Acerca de vozinsurgente

Comunismo, Organización, Lucha de Clases, Marxismo, Dialéctica, Militancia, Humanidad, Ecología, Antipatriarcado,

Publicado el 18 diciembre, 2015 en General, Politica y Comunismo y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: