VENEZUELA: Pronunciamiento del Movimiento Gayones ante los resultados de las parlamentarias

Movimiento Gayones 2

Pronunciamiento del Movimiento Gayones

ante los resultados de las parlamentarias

El Movimiento Gayones hace un llamado firme y urgente a la unificación de todos los sectores revolucionarios a través de la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista

Caracas, diciembre 2015. Voz Proletaria.- El Movimiento Gayones realizó un comunicado donde se analiza a profundidad las consecuencias de los resultados electorales de la Asamblea Nacional, así como da orientaciones prácticas sobre los pasos a seguir ante la venidera arremetida de la derecha: construir y consolidar el Frente Popular por medio de la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista.

Pronunciamiento del Movimiento Gayones

La Dirección Nacional del Movimiento Gayones alerta al país, a la clase obrera, al campesinado, las comunidades y todos los sectores revolucionarios y convoca a la unidad programática y de acción a través de la incorporación decidida al frente popular revolucionario antiimperialista a las fuerzas sociales de toda índole ante el avance de la derecha fascista, quien acaba de acceder a una importante instancia de poder del Estado burgués como es la Asamblea Nacional.

Los debates enmarcados en la verdadera crítica y autocrítica a los que nos llama la contundente derrota electoral acabada de sufrir, nos obligan como siempre al análisis descarnado de los errores cometidos en el proceso y de los responsables directos del descalabro total, que deja al descubierto el engaño al que fue sometido el pueblo con la propaganda permanente y constante de que era Chávez el que triunfaría en las elecciones y de que la maquinaria del PSUV era inderrotable, de que las patrullas habían censado a una población de más de ocho millones de personas que votarían por el proceso, de que la oposición jamás volvería y de todo ese discurso de parafernalia publicitaria de marketing capitalista de utilizar a la población y a la clase obrera solo para los votos.

Asumimos que la propaganda de guerra utilizada por la derecha como dueños de los medios de producción, no fue combatida ni atacada con la contundencia necesaria, ni con el concurso real de los trabajadores. Esos dueños de medios de producción fueron los mismos a los que el gobierno llamó a las mesas de paz y se le dio en el palacio de Miraflores las peticiones que exigieron, fueron los mismos que se llamaron al diálogo cuando Fedecamaras realizó las elecciones, cediendo ante las peticiones del dialogo y equilibrio que los fascistas de Fedecamaras exigían.

La mejor campaña para la oposición en esta oportunidad, fue generar constantes y largas colas para la adquisición de muchos productos de primera necesidad, siendo ellos, la burguesía, quienes controlan los medios de producción pudieron jugar con este escenario a su favor, para exacerbar el malestar y la desesperación por la falta de dichos productos en la población.

En el documento “Venezuela en el ojo del huracán” producido por el Movimiento Gayones decíamos en el año 2014: “No hay que hacerse ilusiones, la tranquilidad no llegará por arte de magia ni por acuerdos con la burguesía más reaccionaria, que mientras habla como si fueran inocentes industriales que sólo viven para hacer negocios legales, explotan a los trabajadores hasta más no poder, acaparan y especulan. Hemos entrado en un nuevo periodo donde la burguesía ha desatado una ofensiva para revertir avances laborales, neutralizar las leyes que respaldan a la clase obrera y el pueblo, sabotear la producción, esconden sus productos, los encarecen y han aportado miles de millones de bolívares para financiar la última conspiración fascista en curso en 2014, preparada desde mucho antes” ante esta irrebatible verdad que se presenta hoy con toda nitidez, el proceso hizo caso omiso, obvió la crisis económica en Venezuela, como consecuencia de la crisis general del capitalismo; nunca le dijo la verdad al pueblo y a quienes se la decíamos, éramos considerados como opositores, el reino de la adulancia era para ellos la bandera de la victoria, mientras avanzaba el régimen de terror que se materializa con la entrada a la Asamblea Nacional de una mayoría calificada de 112 diputados con todo el poder del Estado burgués para hacer y deshacer, lo que no quisieron hacer los del proceso cuando tenían en el año 2006 167 parlamentarios, por el temor a qué dirían los dueños del capital transnacional.

La conciliación de clases se hacía presente de la forma más descarada, el colaboracionismo de clases era una exigencia del gobierno para que los mimados de la burguesía produjeran alimentos para la población, pero la clase obrera era atacada bajo esa bandera, con un ministerio del trabajo que impedía la sindicalización. Los conflictos en estas empresas no se debían dar -aseguraban- porque eran estratégicas para los planes del gobierno, pero los dueños no eran los trabajadores.

En el documento “Venezuela en el ojo del huracán” decíamos en torno a esta situación “Esta táctica se caracteriza por la debilidad, inestabilidad y sinuosidad, un día avanza con firmeza para luego frenar y negociar con la burguesía, mientras en la realidad menosprecia a la clase obrera, al campesinado y los sectores populares, expresa las características propias de la pequeña burguesía, acomodaticia, calculadora y falsa, temerosa de la confrontación y del choque que tarde o temprano se dará y será más favorable para las clases explotadas si se preparan de forma más decidida y con mayor firmeza, lo que temen estos reformistas”.

Dentro del proceso se ofreció el llamado “sacudón” a lo interno del gobierno, la población esperaba el cambio de todo el tren ministerial y fue un rotundo engaño, el pueblo se molestaba por cosas que se ofrecían para “profundizar la revolución” y atacar la galopante corrupción y no se cumplían.

La ilusión permanente de tratar de complacer y quedar bien con los verdugos que se han empeñado en destruir el proceso ha sido la constante de una política desacertada, los diálogos de paz con los guerreristas serviles del imperialismo es otro de los garrafales errores en los que han atrapado al presidente Nicolás Maduro; la no confianza en que la clase obrera sea capaz de dirigir es otro error y las responsabilidades de los ministros (que no llegaron para servir sino para construir poder para sus proyectos personales) terminaron por corroer la credibilidad en el proceso. Después del descalabro ocasionado al proceso por los factores de la pequeña burguesía que dirigen el Estado hoy se les exige la renuncia al tren ministerial cuando lo que deberíamos hacerles es un juicio popular.

No se aplicaron los medios adecuados para frenar la ofensiva de la derecha en lo económico y político y como consecuencias estos pueden avanzar en lo militar a través de una intervención extranjera.

QUÉ HACER

Para avanzar en frenar el terrorismo burgués que se instaló en la A.N. y hará estragos en la población, se necesita claridad de objetivos, hablarle con la verdad revolucionaria al pueblo, desechar la práctica populista de hacerle creer a la población de que la gota petrolera le garantiza a quien no trabaja los beneficios que producen los trabajadores a través de la plusvalía. Se hace imperioso consolidar las estructuras organizativas del pueblo mediante el Poder Popular Revolucionario.

Se necesita aplicar para la subsistencia de los cuadros de vanguardia y la del proceso mismo, la táctica revolucionaria tal como lo expresa el documento “Venezuela en el ojo del huracán”: “La táctica revolucionaria se diferencia de las otras por su carácter de clase, por la intención de liberar a los explotados, en especial al proletariado, por actuar en contra de la reacción, siendo la consolidación de la teoría revolucionaria y su concreción en la práctica para derrotar la ofensiva reaccionaria, por lo tanto se plantea y esto conlleva: Aplicar los medios para frenar en lo económico, político y militar la ofensiva de la derecha. Consolidar las estructuras organizativas de las clases revolucionarias, dar direccionalidad al trabajo de las amplias masas. La táctica revolucionaria se plantea avanzar hacia el socialismo por medio del Poder Popular Revolucionario Avanzar hacia el socialismo” todo esto se mantiene inalterable y es el llamado que hacemos a las fuerzas populares revolucionarias a su concreción.

¡Por la consolidación del Frente Popular!

 ¡Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista!

Dirección Nacional

Del Movimiento Gayones

 

Anuncios

Acerca de vozinsurgente

Comunismo, Organización, Lucha de Clases, Marxismo, Dialéctica, Militancia, Humanidad, Ecología, Antipatriarcado,

Publicado el 18 diciembre, 2015 en General, Politica y Comunismo y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: